Santiago, septiembre 2019 – A 50 años de la creación del Programa Agua Potable Rural, los servicios sanitarios rurales (SSR) de Chile se encuentran hoy en un momento clave de su historia. Mientras la crisis hídrica amenaza la seguridad del abastecimiento en agua, la Nueva Ley SSR les impone estándares de servicio mucho más exigentes que el marco actual. El notable trabajo de las organizaciones comunitarias de agua potable rural, si bien ha permitido ampliar la cobertura de servicio a todo el país, no asegura la sustentabilidad en el futuro, por lo que se hace imprescindible instaurar un modelo de gestión apropiado.

Un tema no menor si consideramos que estas organizaciones, por la naturaleza del servicio que entregan (imprescindible a todos los ámbitos socioeconómicos) y por ser gestionadas por las mismas comunidades, constituyen actores claves del desarrollo comunitario territorial de las localidades en que están asentadas.

Este incierto panorama fue el motivo que convocó la reunión de FESAN con el Ministro de Obras Públicas, señor Alfredo Moreno, encuentro facilitado por la Asociación de Cooperativas de Chile, de la que FESAN es miembro fundador.

Fuerte de nuestra expertise como capacitador en temas de gobernanza y gestión orientadas a la sustentabilidad de los SSR, planteamos la necesidad de cambiar el switch de los SSR y de los organismos del estado en la manera de administrar estas organizaciones, que han evolucionado de simples operadores a empresas sociales sin fines de lucro, a través de un Plan nacional de Capacitación participativa.

Para financiar la implementación de este Plan ambicioso que se llevaría a cabo en 4 años, presentamos la necesidad de modificar la glosa presupuestaria de Agua Potable Rural 2020 en el Presupuesto de la Nación, el cual podría ejecutarse o vía la transferencia directa desde el propio Ministerio de Obras Públicas, o en convenio con otros organismos públicos especializados en ello como SENCE, SERCOTEC o CORFO, incluso Minagri. 

El fructuoso diálogo que se inició con el MOP para el fortalecimiento de los SSR seguirá en octubre con nuestra propuesta de convocar a través de la Asociación Nacional de Cooperativas a los diputados para que desde la cámara se promueva esta indicación a la Ley de Presupuesto 2020.