BUENAS NOTICIAS!  La Gestión Comunitaria del agua y saneamiento progresa

 

Guillermo Saavedra, Federacion Nacional de Cooperativas de Servicios Sanitarios de Chile

 

 

Todos los individuos, la sociedad y los ecosistemas dependen del agua, pero la mayoría de nosotros piensa que el agua es un recurso infinito. Que durará para siempre para sustentar la vida humana, y que el planeta estará “obligado” a proveernos a pesar de nuestros intentos por degradarlo y consumirlo cada vez más.

Pero nos olvidamos que el planeta ya existía 4.500 millones de años antes que nosotros llegáramos, y los seres no tan “inteligentes” como nosotros lo disfrutaban bastante bien.

Que pasó cuando aparecimos en este mundo?  Como pudimos evolucionar tan equivocadamente como para comenzar a dirigirnos hacia la autoextincion?

No ahora por supuesto, porque autodestruirse toma tiempo, pero tal vez no tanto como lo que nos tomó para llegar a ser lo que somos, 200.000 de años de colaboración y evolución. No es un panorama muy alentador!

 

Pero tenemos buenas noticias, porque afortunadamente aún existen humanos que consideran que a la madre tierra y la naturaleza, en fin, los ecosistemas, por el solo hecho de existir antes que nosotros, les debemos respeto y cuidado, y es exactamente eso lo que hacen las comunidades organizadas que creen firmemente en la gestión del agua por ellos y para ellos mismos: La Gestión Comunitaria en agua y saneamiento, que es parte del patrimonio cultural y social de América Latina.  Cuando hablamos de agua estamos hablando de nosotros mismos, no hay que olvidar eso para hacer acciones humanas y sustentables.

 

En la región somos 630 millones de personas, de las cuales un 21%, es decir 132 millones, viven en áreas rurales,  y aunque se cumplieron las metas de los ODM, aun 21 millones de personas en áreas rurales no tienen acceso al agua potable segura, de calidad y permanente.

En saneamiento, no se cumplieron los ODM, y en cifras somos un 36%, es decir 47 millones que aún no tienen acceso al saneamiento de verdad, de los cuales 29 millones, (22%), disponen solo de letrinas sin condiciones sanitarias básicas, y otros 18 millones (14%) defecan al aire libre, siendo este un problema mayor en Haití, Bolivia y Perú.

 

Entonces aparecen 2 tareas inmediatas en las cuales trabajar, para, entre otras cosas cumplir con los SDG:

1.- Cubrir esa falta de acceso al agua y saneamiento y

2.- Lograr la sustentabilidad de las organizaciones comunitarias que proveen de estos servicios en la mayoría, por no decir todos los países de Latinoamérica y el Caribe.

 

Somos expertos en soñar y luego estudiar, planificar, diagnosticar, y proyectar pero muchas veces nos quedamos levitando entre el sueño y el discurso y no concretamos.!!

Para ponerlo simple: Recuerden el equipo de futbol que dominó todo el partido, pero nunca pudo hacer un gol y solo empató.

 

HAGAMOS!

No podemos seguir empatando y debemos “hacer”, por lo que sin ánimo de querer parecer un gurú, porque cada realidad es distinta y cada comunidad es especial, comento aquí algunas directrices y herramientas para la sostenibilidad de los servicios de agua y saneamiento rural que hemos aplicado en comunidades en Chile, y que podrían ser de ayuda para comenzar a mirar en forma más inclusiva, pertinente y apropiada la situación de estas en cuanto a su asociatividad, autoabastecimiento y gestión autosustentable.

 

En Chile, el abastecimiento de agua potable rural y periurbana se ha fundado en la participación responsable y permanente de la comunidad, de manera que fuera esta quien efectuara la operación, administración y mantenimiento de los servicios de agua potable rural, una vez construidos por el Estado.

Este criterio se sustenta en la capacidad que tiene la comunidad, bajo un modelo de autogestión participativo, para constituirse en una organización representativa de usuarios y asumir dichas funciones, incluyendo el cobro de tarifas por los consumos de agua potable de cada familia beneficiaria, para lograr su sostenibilidad.

 

Modelo de Gestión:

  • Defina primero que Tipo de Organización quiere alcanzar; una organización autosustentable o un operador de un sistema Sanitario.
  • La más importante y valiosa inversión de toda empresa es su personal. Gestión de personas para personas.  Las propias comunidades son las responsables de operar y sostener sus servicios de agua y saneamiento, y si se capacitan lo harán de forma responsable y sostenible para ellos mismos, pero siempre con apoyo del estado no paternalista.
  • Defina un Modelo de Gestión a seguir con métodos de trabajos; Haga las cosas simples, con tecnologías apropiadas, adecuadas a la realidad económica y Social Local. No invente la rueda oriente su gestión en base a procesos. La orientación hacia el proceso exige que nos replanteemos por qué las cosas se hacen de determinada manera.
  • Trabajar para Satisfacer las Necesidades de los Clientes. Los consumidores y sus necesidades son la única razón por las cuales existen nuestras organizaciones.

 

Asociatividad y trabajo en Equipo:

  • Dos cabezas piensan mejor que una. Los equipos modernos funcionan en conjunto.
  • Comparta sus experiencias y aprenda de sus pares, organizándose por ejemplo en centros comunitarios de aprendizaje, generando hermanamientos y lazos estratégicos.
  • Asociatividad, compromiso y liderazgo, con reconocimiento legal e institucional por parte del Estado, y un marco regulatorio apropiado.
  • Debemos comprender lo que pueden aportar los especialistas, las universidades, los organismos del estado, las ONGs. Pero a través de programas de actividades continuas y permanentes, no de acciones asistenciales aisladas y esporádicas.

 

Gestión Operativa y Técnica.

 

  • Cuando hablamos de Gestión Autosustentable ineludiblemente tenemos que avanzar en la Gestión Técnica de nuestra organización. Esta se basa  fundamentalmente en mejorar el conocimiento que tenemos sobre los clientes, las instalaciones existentes y las capacidades de cada una de estas, como también las condiciones operacionales existentes.
  • Porque sabemos que los organismos de cooperación, gobiernos y Bancos de fomento están aburridos de lanzar dinero al pozo, y las obras se pierden por falta de mantención y capacidades para operar.
  • Para ello se necesita colaboración y apoyo en conocimientos actualizados, a través de financiamiento, capacitación participativa y esquemas de apoyo post-construcción, mediante otros operadores y/o gobiernos locales.
  • Debemos asegurar el monitoreo y seguimiento de nuestras instalaciones, por parte de las comunidades y el Estado, para conocer la vulnerabilidad de estas y optimizar su operación.

 

 

En el caso particular de las áreas rurales y periurbanas de México, especialmente las de menos de 10.000 habitantes, obviamente las directrices son similares, pero las estrategias pueden ser diferentes, ya que deberíamos poner especial énfasis en  formar grupos asociativos que es el primer paso para la adopción de la infraestructura y las herramientas para la sostenibilidad, para que la comunidad organizada logre gestionar sustentablemente el agua y porque no, también el saneamiento, vinculados a las Juntas Municipales o Centrales de agua y los Operadores locales, y eventualmente como complemento del Prossapys.

 

Un ejemplo. Los Centros Comunitarios de Agua y Saneamiento, ya probados en Chile, Colombia y otros países de la Región, son espacios organizados por las comunidades y apoyados por profesionales, para compartir horizontalmente la información y el conocimiento creados a partir de sus prácticas culturales en el manejo de los recursos hídricos y el saneamiento, y podrían ser una opción para la gestión comunitaria del agua y el saneamiento para las comunidades de menos de 10.000 habitantes en México.

En ellos se podrían verter e integrar todos los  conceptos enunciados anteriormente, para operativizar efectivamente el acceso y la sustentabilidad del agua y saneamiento rural, de los 10 millones de mexicanos que tienen acceso limitado, o aún no cuentan con agua segura y permanente.

 

Vamos adelante!, con menos palabras y más trabajo para representar la gestión de nuestras comunidades, como una esperanza para el Foro Mundial del Agua de Brasilia 2018, con una Gestion Comunitaria robusta y empoderada.

 

El suscrito y nuestra organización, FESAN, con mucho entusiasmo se ponen al servicio de las comunidades organizadas para el desarrollo sostenible y sustentable.

 

Opiniones de participantes en los programas de capacitación.

“La mejora en la gestión del trabajo en general en nuestros servicios de agua potable rural, en beneficio de nuestros socios y usuarios”

“Se formó una Comunidad del agua, ya que todos amamos el tema que nos convoca y nos identifica”

“Fortalecimos el trabajo en equipo”

“Relato simple, concreto y conceptos prácticos”

“Fortalece muchísimo cuando alguien ya ha hecho lo que tú quieres hacer”

 

 

 

Referencias

 

Jose Luis Martinez Ruiz 2014.

Directrices, lineamientos y guía metodológica para la evaluación de la adopción social de ecotecnias en localidades marginadas menores a 2.500 habitantes.

http://repositorio.imta.mx:8080/cenca-repositorio/bitstream/123456789/787/1/CP-1315.1.pdf

 

 

R. Fuentealba 2011.

bidcomunidades.iadb.org/pg/file/read/120657/reinaldo-fuentealba-sostenibilidad-en-sistemas-de- agua-potable-rural-en-chile

 

CONAGUA 2014. Situación del Subsector Agua Potable, Drenaje y Saneamiento. México.

 

Soc. M.A Mariela García, 2013

Taller Internacional LOS RETOS DE LA ADOPCIÓN TECNOLÓGICA EN EL SECTOR HÍDRICO DE LATINOAMÉRICA, México.

 

Guillermo Saavedra, 2014

Plan Estratégico Sectorial de Saneamiento Rural en Chile edición Rev. Octubre 2014

 

BID, 2015

https://publications.iadb.org/bitstream/handle/11319/6750/Marco-sectorial-para-actuaci%C3%B3n-de-BID-en-agua-potable-y-saneamiento-rural.pdf?sequence=1

 

https://publications.iadb.org/bitstream/handle/11319/7216/Centros%20de%20Aprendizaje%20Comunitario%20para%20la%20implementaci%C3%B3n%20y%20desarrollo%20del%20saneamiento%20sostenible%20en%20Chile.pdf?sequence=4

 

PMC  de OMS y UNICEF, 2015

http://apps.who.int/iris/bitstream/10665/204485/1/9789243509143_spa.pdf